Logo LVM
 
El Liceo en Twitter
 
El Liceo en Youtube
 
Logo instagram
 
 
Presentes, ahora y siempre
A 44 años de La Noche de los Lápices, recordamos a las/os estudiantes del Liceo que transitaron sus pasillos y aulas entre 1955 y 1976 y que fueron víctimas del terrorismo de estado. Como parte de un trabajo que se encuentra siempre en proceso y en el marco del Programa de Reparación de Legajos de la UNLP, damos a conocer sus biografías a modo de homenaje, esperando que su difusión contribuya a la construcción de la memoria colectiva y al recuerdo de quienes dejaron su huella en el colegio.
flyer biografias estudiantes


La "Noche de los Lápices" fue uno de los episodios de la represión vivida durante la última dictadura cívico-militar, en el que desaparecieron alrededor de trescientos jóvenes de entre 13 y 18 años. El operativo, hoy conocido con ese nombre, tuvo lugar en el marco del plan sistemático de exterminio que llevó adelante en este período, y se concretó a partir de una serie de secuestros, durante ese mes de septiembre de 1976, a estudiantes secundarios de la ciudad de La Plata que tenían militancia política y estudiantil. Sin embargo, esta persecución se había iniciado a fines de 1975 con el asesinato de Ricardo Arturo "Patulo" Rave, dirigente de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) de La Plata, y continuó durante todo el período dictatorial.

En marzo de 1976 la Coordinadora de Estudiantes Secundarios (CES) desplegó un conjunto de estrategias políticas en oposición al golpe, en condiciones muy adversas para la militancia. Simultáneamente, las instituciones educativas atravesaban importantes cambios, bajo la vigilancia y control del aparato represivo.

El 1º de septiembre, tras ser citados por el vicerrector del Colegio Nacional, Juan Antonio Stomo, fueron interrogados dentro del Colegio, por personal de civil, cuatro estudiantes militantes de la Federación Juvenil Comunista (FJC) . Al salir de la escuela, a pocas cuadras, tres de ellos fueron secuestrados, llevados a un Centro Clandestino de Detención de la ciudad y tiempo después liberados.
El 8 de septiembre fue secuestrado Gustavo Calotti, estudiante del Colegio Nacional, militante hasta 1975 de la UES y posteriormente del Partido Revolucionario de los Trabajadores y el Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP). Luego de su cautiverio en Centros Clandestinos de Detención del Circuito Camps -entre ellos, el Destacamento de Arana y el Pozo de Banfield- estuvo en la Unidad Penal Nº 9 de La Plata y, posteriormente, fue liberado.
El 10 de septiembre fue secuestrado Víctor Triviño, de la Escuela Media N° 2 "La Legión", militante de la Juventud Guevarista (JG). El 15 de septiembre, se produjo el secuestro de Claudio de Acha, militante de la UES en el Colegio Nacional. Ambos continúan desaparecidos.
En la madrugada del 16 de septiembre secuestraron a María Claudia Falcone, militante de la UES y estudiante del Bachillerato de Bellas Artes, junto a María Clara Ciocchini, también militante de la UES en Bahía Blanca; las dos continúan desaparecidas. Ese mismo día también detuvieron a Daniel Alberto Racero y a Horacio Ungaro, militantes de la UES y estudiantes de la Escuela Normal N° 3 de La Plata, junto a Francisco López Muntaner, también militante de la UES y estudiante del Bachillerato de Bellas Artes. Todos continúan desaparecidos.
El 17 de septiembre secuestraron a Emilce Moler, militante de la UES y estudiante de Bellas Artes. El 21 de septiembre, se produjo el secuestro de Pablo Díaz, militante de la Juventud Guevarista, estudiante de "La Legión." Luego de pasar por diversos Centros Clandestinos de Detención del Circuito Camps, Pablo fue liberado; Emilce fue puesta a disposición del PEN permaneciendo dos años en la cárcel de Villa Devoto.
El 29 de septiembre secuestraron a Cristóbal Mainer, estudiante de Bellas Artes y militante de la UES. Luego de su paso por centros clandestinos de detención permaneció a disposición del Poder Ejecutivo en la Unidad Penitenciaria 9 de La Plata hasta fines de 1980.
Numerosos estudiantes de los colegios secundarios y compañeros de militancia, abandonaron su escolaridad para evitar ser víctimas del terrorismo de Estado. Entre las y los estudiantes secundarios del Liceo detenidos-desaparecidos que habían egresado poco antes de su secuestro, se encuentran Cecilia Salomone, Elizabeth Sanchez y Juan Alberto Schudel, quienes integraron la UES y fueron de la promoción 1974.

Los legajos de estos/as estudiantes abarcan el período 1955-1976. Los textos biográficos son elaborados a partir de la información de estos documentos, incorporando datos del Registro Único de Víctimas del Terrorismo de Estado (RUVTE), de causas judiciales por delitos de lesa humanidad que cuentan con el valioso testimonio de familiares y ex detenidos, de reconstrucciones y homenajes realizados por Espacios de Memoria y diversas instituciones, entre otras fuentes públicas.
De las personas que integran el listado de víctimas que fueron estudiantes del Liceo, la mayoría pertenecieron a diferentes organizaciones políticas y/o gremiales, pero hay quienes fueron blanco del terror estatal y paraestatal desplegado en esos años por distintas razones. Además de recordar el horror de las víctimas, las biografías dan cuenta de trayectorias vitales truncadas, de las que se intenta recuperar experiencias juveniles diversas, el espacio compartido del aula, sus actividades deportivas o culturales.

Los posibles errores e imprecisiones forman parte de un trabajo en permanente reelaboración, en el cual las personas allegadas tienen un rol importantísimo. En algunos casos, las omisiones de nombres y datos se deben a su pedido expreso. Los procesos reparatorios no se limitan a la enmienda documental del legajo, sino que a través de su entrega a familiares o compañeros/as, constituye un aporte valioso para reconstruir la historia de cada persona, dada la información que contiene sobre su trayectoria escolar. Al mismo tiempo, dar a conocer estas historias, asumiendo los conflictos que hay en todo trabajo de memoria, es un compromiso que tomamos como institución, con el convencimiento de aportar a los procesos de verdad y justicia.

A 44 años, reafirmamos la importancia de recuperar las memorias, promoviendo que las sucesivas generaciones formulen nuevas preguntas sobre el pasado reciente, desde sus preocupaciones e inquietudes del presente.

Los lápices siguen escribiendo Memoria, Verdad y Justicia.

Ellas y ellos están presentes, ahora y siempre.

 

Máximo Leonardo Agoglia Chorny

Rita Liliana Remedios Artabe Bajamon

Alicia Estela Bearzi Poggio

Pablo Gabriel Bustos Abramoff

Norma Estela Campano Mosquera

Alicia Beatriz Carlevari Castellano

Miguel Angel Castro Sotelo

Leandro Nicolás Cianis Maristany

Pablo Del Rivero Gonzalez

Nélida Dimovich Kovalch

Anahí Silvia Fernández Lahera

Lilana Élida Galletti Busi

Gustavo Delfor García Cappannini

Alejandro Horacio García Martegani

Matilde Itzigsohn Naymark

Cristina Lidia Kaltenbach Crespo

Natalia Karpuk Iarochuk

Víctor Hugo Kein Román

María Gabriela Leguizamón Chiappe

Isabel Celia Loedel
 Maiztegui

Mercedes Isabel Maiztegui Maiztegui

Carlos Guillermo Martínez Peruchena

Irene Nélida Mucciolo Scipioni

Stella Maris Pereiro Delorenzo

Daniel Carlos Ponti Harvey

Hugo Alberto Quaglino Calcagno

María Nélida Ramírez Abella Pérez Martín

Gustavo Jorge Rivas Durán

Silvia Susana Roncoroni Valli

Cecilia Noemí Salomone Gadler

Elizabeth Graciela Sánchez Salthú

Edith Beatriz Scanavino Suárez

Juan Alberto Schudel Cerrutti

Mario Augusto Sgroi Chueco

Hugo Alberto Suárez Caballero Thougnon

Lucía Mirta Swica Wasiuneck

Diana Esmeralda Teruggi Dawson

Elisa Noemí Triana Díaz

Osvaldo Juan Valdez Iriarte

Susana Aurora Zanandrea Bangueses Moure

 

IMPORTANTE: Solicitamos, a quienes hayan conocido a personas que integran este listado, o encuentren alguna omisión en el mismo, que se comuniquen al correo reparacionlegajos@lvm.unlp.edu.ar. Si sos familiar o fuiste compañero/a o amigo/a o conocés a alguien que no haya sido incluido, te pedimos que nos escribas.  

 


 
 
 
 
 
 
Atajo UNLP