logo_encabezado_web
 
El Liceo en Twitter
 
El Liceo en Youtube
 
 
“Siempre hay un libro amigo que me acompaña cuando escribo”
La escritora Raquel Robles brindó una charla en el Liceo. Fue durante el tercer encuentro de Temporada de Lectores, un ciclo de conversaciones con escritores y escritoras organizado por el Departamento de Lengua y Literatura del colegio, conducido, en esta ocasión, por las profesoras Carla Barcic Zupán y Celeste Cabral.
Raquel Robles en el Liceo

 


El pasado 29 de mayo, en la Sala de Lectura, la escritora Raquel Robles visitó el Liceo Víctor Mercante para participar del ciclo Temporada de lectores, durante el cual se invita a conversar a distintos escritores y escritoras del país. Robles (Santa Fe, 1971) es una  escritora prolífica que ya lleva publicadas cuatro de las muchas novelas que ha escrito: Perder, novela por la cual obtuvo el primer puesto del Premio Clarín 2008, La dieta de las malas noticias (2012), Pequeños combatientes (2013 y traducida al francés al año siguiente) y Papá ha muerto, de reciente publicación. 

Durante la charla, Robles reflexionó sobre los problemas propios del oficio de escribir, la construcción de los personajes y las situaciones de composición de sus libros, así como la materia de la que se nutre al momento de escribir: “El trabajo del escritor, de la escritora, es el trabajo del lector. Sería muy irrespetuoso con el oficio escribir sin leer, como cierta idea adolescente de pensar que el mundo comienza cuando uno llega.” Habló de sus lecturas variadas, intensas, desde los best seller Stephen King, J.K. Rowling hasta Kafka y John Irving y sobre Zama, la novela en la que Di Benedetto inventa una lengua. “La lectura de la literatura masiva me abrió ventanas. De chica, la literatura me ayudó a transitar la soledad. En mi casa no había libros para chicos, había libros, a secas, libros que rotaban entre todos los miembros de la familia y que eran valiosos porque interpelaban la inteligencia lectora. Ahora leo más por trabajo, que es una lectura diferente, no es leer por leer, es una lectura con lápiz negro.”

Asimismo, en referencia al artificio de la escritura, Robles afirmó que “En mis tres primeras novelas, aún no estaba el oficio, la voz que aparecía todavía era ‘muy mi voz’, era una voz en la que me reconocía. Entendía a la literatura como un médium y yo tenía que permitirle a la novela ser escrita. Buscaba ponerme en estado de escritura, para permitir que  “saliera”. No tomaba decisiones sobre la composición, por supuesto que la composición estaba, pero no a priori, no de manera consciente”. Y agregó: "después de estas tres primeras novelas, aprendí el oficio. Encontré la consciencia sobre la literatura, la posibilidad de pensar la literatura. Trato de lograr que la lengua hable por sí sola y que la escritora quede detrás de los personajes y las historias. Una simulación que venga del trabajo de escritora, no de mis propias características. Construir personajes sobre lo que quiero escribir: olvido, memoria, recuerdos, ficcionalización.”

En ese sentido, la autora comentó que resulta complejo trabajar con esos materiales. “Lo que tiene estatuto de pasado se convierte en una zona difícil de abordar. La memoria es indócil, hay un control limitado. Tiene estrategias vinculadas con lo sensorial, no solo con lo mental. Está la memoria como categoría política, que es una narrativa, no tiene que ver con recordar, sino que tratamos de imponer una narrativa que nosotros creemos más verdadera. No hay olvido ahí. Y después está la memoria más subjetiva, la memoria de cada quién, la memoria de la propia vida. Para mí, escribir es una estrategia contra el olvido”.

Temporada de lectores es un ciclo de conversaciones con escritores organizado por el Departamento de Lengua y Literatura. Se trata de una propuesta que busca indagar en una literatura que está gestándose, lo que permite -a través del diálogo con sus hacedores- tender puentes entre la obra y los lectores. El cuarto encuentro del ciclo, previsto para el miércoles 4 de julio, contará con la visita del escritor Martín Felipe Castagnet, autor de Los cuerpos del verano (2012) y Los mantras modernos (2017).

 

 
 
 
 
 
 
Atajo UNLP